sábado 13 de julio de 2024 - Edición Nº347

Política general

Nueva Canarias Lanzarote

Nueva Canarias evalúa el primer año de mandato en Teguise: “han degradado la imagen del municipio”

El partido canarista señala la degradación sufrida en la imagen del municipio al ser el primero de Canarias en el que gobierna la ultraderecha


por Politican


El Comité Local de Nueva Canarias-Bloque Canarista (NC-BC) en Teguise evalúa el primer año de mandato del grupo de gobierno conservador de CC, PP y Vox, que califican de “devastador” para la imagen del municipio.

 

Así, el Comité Local dirigido por Belén Machín y representado en el pleno por el concejal Fernando Jiménez, señala que el “año de mandato está protagonizado por la entrada de la ultraderecha en el grupo de gobierno, las prácticas autoritarias de la alcaldesa y el mantra del “estamos en ello” para justificar la inacción pública”.

 

La formación canarista expresa que la transformación del municipio es “nula”, limitándose a actuaciones cotidianas como arreglar farolas, limpieza y parcheo, que “ni eso hacen bien, puesto que son numerosos los desperfectos y deficiencias que mantiene el municipio”.

 

“Tanto los núcleos rurales como los más urbanos como Costa Teguise y Tahiche están abandonados. No se ha realizado un plan de embellecimiento y limpieza; carecemos de servicios de atención sociosanitaria y cuidados acordes a la demanda real; seguimos con problemas de movilidad en la Caleta de Famara; y no se ha hecho nada en La Graciosa”, señalan desde NC-bc.

 

Para Belén Machín, “el grupo de gobierno liderado por CC inició su mandato asegurando que conocían los problemas y tenían la experiencia para solucionarlos. Un año después, seguimos con los mismos problemas, pero con una degradación de la imagen del municipio que costará tiempo revertir”.

 

Esta degradación, se refiere Machín, “viene a consecuencia de haber dejado entrar en el grupo de gobierno a la ultraderecha de Vox, donde es el primer municipio de Canarias donde tienen responsabilidad institucional, y a las prácticas autoritarias e involucionistas que está llevando a cabo la alcaldesa”.

 

Así también lo reafirma el concejal Fernando Jiménez, que asegura que “son ya numerosas las ocasiones donde en el pleno municipal se le ha impedido ejercer su derecho de fiscalización por parte del grupo de gobierno; se le niega información; se burlan de las iniciativas; y mantienen una actitud poco democrática”.

 

“Se ha presentado numerosas iniciativas por parte de NC-bc, como la mejora de la Calle José Betancort; la rotonda de la entrada al Instituto de La Villa; las zonas de sombra en los centros educativos del municipio; la activación de la ecotasa y estudio de la carga poblacional en La Graciosa; la denominación del Juego del Palo como Bien de Interés Inmaterial; o mejoras en el Plan de Movilidad de Famara; han sido rechazadas o puestas en entredicho por el grupo de gobierno”.

 

Además, mantiene Fernando Jiménez, “en algunas ocasiones miembros del grupo de gobierno han tenido desplantes con los vecinos del municipio, separando entre aquellos que votan a CC y los que no, o no dejando hablar en reuniones vecinales”.

 

Con todo, NC-bc valora este primer año de mandato de forma preocupante, puesto que consideran que “no tiene pinta de que este grupo de gobierno vaya a cambiar su actitud, sino más bien todo lo contrario. Por nuestra parte, toca seguir fiscalizando y proponiendo cuestiones que mejoren el bienestar de los vecinos, siempre de forma democrática y plural”.