sábado 13 de julio de 2024 - Edición Nº347

Política general

Política económica

Fepeco señala al teletrabajo como culpable del freno de licencias de obras para construir viviendas

Desde Fepeco indican que la incorporación de los empleados públicos de forma presencial no soluciona el problema, pero ayuda a que no sigua a peor


por Politican


Oscar Izquierdo, presidente de FEPECO pide la incorporación al trabajo presencial de manera inmediata, de todos los empleados públicos adscritos a Oficinas Técnicas o Gerencias municipales de Urbanismo. Es la única forma que tiene actualmente la Función Pública canaria para intentar tener un mínimo de control de la productividad en dichos servicios administrativos. Se ha demostrado empíricamente que este sistema no funciona, por lo menos en el ámbito de la concesión de licencias de obras mayores, porque cada vez los plazos se dilatan más en el tiempo, lo que significa que la “mejoría para peor”, deteriorándose significativamente los tiempos de resolución, haciéndolos irresolubles en muchos casos, como señala.

 

Es la “burocracia defensiva”, donde la digitalización y la estancia en su propia casa, propicia la imposibilidad de conocer o poder tener un contacto directo y personal con el empleado público que lleva el expediente, para solucionar más rápidamente cualquier imprevisto que se produzca a través de una mayor implicación y diálogo mutuo entre el funcionario y el administrado, ya que suele ser inalcanzable conectar con el teléfono que especifican, porque está continuamente comunicando o no contesta o a través de un correo electrónico que lo único que resuelve es dar cita previa que siempre va para largo, bastantes meses, como es ya uso y costumbre también en sanidad, como indica en un comunicado.

 

La emergencia habitacional que padece Canarias, añade, también exige establecer trámites de premura, lo que significa que cada cual, vuelva a su puesto de trabajo presencial urgentemente, por responsabilidad y profesionalidad, porque desde casa nunca se han solucionado situaciones extraordinarias, ni por supuesto se remediará la perentoriedad que demanda la sociedad canaria en cuanto a la construcción de viviendas. Hay que estar al pie del cañón, como hacen los verdaderos profesionales de las emergencias o seguridad, dando la cara sin miedo y con arrojo ante cualquier emergencia.