jueves 20 de junio de 2024 - Edici√≥n N¬ļ324

Cabildos

Sector primario

El sector agrario indignado por las alarmantes p√©rdidas de agua en conducciones p√ļblicas de abasto

Demandan a las administraciones aumentar las inspecciones y mejorar el mantenimiento de las redes dado el acusado deterioro de las instalaciones hidr√°ulicas de Tenerife


por Politican


Las Organizaciones Profesionales Agrarias (OPAS) formadas por ASAGA Canarias, COAG Canarias, UPA y PALCA muestran su indignación por las alarmantes pérdidas de agua detectadas en conducciones públicas de abasto de Tenerife. Demandan a las administraciones competentes (Cabildo de Tenerife, Consejo Insular de Aguas y ayuntamientos) la urgencia de aumentar las inspecciones, así como mejorar el estado de mantenimiento y conservación de la red de abastecimiento a la población con el objeto de evitar más perjuicios a los agricultores. 

 
El sector agrario considera “intolerable” que, con el establecimiento de la Declaración de Emergencia Hídrica, oficial desde el pasado 29 de mayo, se anuncien recortes de suministro a la agricultura mientras se despilfarra este recurso vital, por no detectar obstrucciones o fugas en las redes de distribución, debido al acusado deterioro de las instalaciones hidráulicas de la isla.  
 

A este contexto de carencia, se suman los reiterados incumplimientos de Balten (Balsas de Tenerife) en las entregas de agua de riego cuya calidad ha desmejorado de manera significativa en el último año, debido a la elevada concentración de sales, que hacen el suministro prácticamente inviable para su uso en los cultivos en determinados puntos de la isla, tal y como señalan. 

 
Los productores critican además que, con este panorama, la Declaración de Emergencia Hídrica contemple entre sus medidas una subida del precio de las tarifas de Balten justificando esta decisión en la necesidad de actualizar sus costes. “De llevarse a cabo este incremento supondría una estocada de muerte para la agricultura y la ganadería”, alertan las OPAS.
 
 
El sector agrario lamenta que se les acuse de despilfarrar agua y se apunte a cultivos como el plátano o el aguacate de un consumo excesivo cuando históricamente, a iniciativa de los agricultores, se construyeron galerías que actualmente aportan el 75% del suministro de agua a la isla. De hecho, el texto del Plan Hidrológico de Tenerife reconoce “la sobriedad, austeridad y eficacia en la gestión privada del agua mediante las comunidades de agua”, lo que demuestra la voluntad de que no se pierda una sola gota en las instalaciones que controlan. 

 
Cumplimiento de la Ley de Aguas 
Mientras se cierran o malviven explotaciones agrarias por insuficiente dotación de agua en cantidad y calidad, otros sectores económicos permanecen ajenos a esta situación, motivo por el que las organizaciones profesionales agrarias también exigen el cumplimiento estricto de la Ley de Aguas de Canarias. El artículo 36 de esta norma establece un orden en el uso de este recurso obligando a abastecer primero a la población, en segundo lugar, a la agricultura mientras que en tercer y cuarto queda el turismo, la industria y el ocio.

 

Por su parte el Cabildo de Tenerife mantendrá el precio del agua para el sector agrícola de la Isla e incrementará un 10% el caudal a través de la declaración de emergencia hídrica, ya que ésta permitirá impulsar las obras fundamentales y vitales para el abastecimiento del sector primario como son las desaladoras. De esta forma, se producirán más de 27.000 metros cúbicos de agua al día, lo que supone incrementar un 10% la demanda agrícola de agua y un 5 % para el cómputo general de la isla.


La declaración de emergencia hídrica para Tenerife sirve como eje para impulsar y desarrollar un total de 75 medidas que tienen como objetivo minimizar los efectos de las anomalías térmicas cálidas y el déficit de precipitaciones que han imperado en la isla y garantizar en poco tiempo el abastecimiento al sector agrícola, el más afectado por una sequía extrema y de larga duración en las zonas de medianía, principalmente.


Además de impulsar las infraestructuras para garantizar el agua al sector primario y la población, la Corporación insular ha previsto diferentes actuaciones en colaboración con los ayuntamientos entre las que se encuentra la mejora de las redes de abastecimiento municipales con el fin de reducir las pérdidas.


Por otra parte, el Cabildo está obligado legalmente a actualizar las tarifas del agua por la Directiva Marco del Agua, para lo que tiene previsto establecer diferentes tramos tarifarios, de tal forma que se premie la eficiencia de los recursos. En ese sentido, el Cabildo continuará subvencionando el agua que suministra la empresa pública Balsas de Tenerife (Balten), de tal forma que el sector agrícola de la Isla tiene garantizada su continuidad.


La declaración hídrica cuenta con el aval del Pleno del Cabildo, tras aprobarse el pasado 1 de marzo la moción instando al Consejo Insular de Aguas (CIATF), dependiente del área de Medio Natural, Sostenibilidad y Seguridad y Emergencias, su tramitación, tal y como validó de forma unánime su Junta cuatro días más tarde. El documento recibió 16 alegaciones relativas a diferentes cuestiones como la ampliación de plazos, pérdidas de agua, reactivación de galerías y bombeos, medidas en la eficiencia de riego y conexiones a la red de alcantarillado, entre otras.