jueves 20 de junio de 2024 - Edición Nº324

Gobierno de Canarias

Entrevista Exclusiva

Moisés Sánchez: "El 80% de llamadas relacionadas con conductas suicidas son en serio, no son llamadas de atención"

El director del 1-1-2 de Canarias asegura que ninguna llamada de alguien pretende suicidarse se puede banalizar y hay que tratarla con sumo cuidado


por Politican


En la sociedad actual, la salud mental se ha convertido en un tema de vital importancia. El Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (CECOES) 1-1-2 de Canarias desempeña un papel crucial en la gestión de emergencias, incluida la intervención en crisis suicidas. En entrevista en el programa "A Buenas Horas con José Luis Martín" Moisés Sánchez, director del CECOES 1-1-2 de Canarias, destaca la formación especializada que reciben sus operadores y la importancia de su labor en la prevención de suicidios.


El rol del CECOES 1-1-2 en la formación
Moisés Sánchez, director del CECOES 1-1-2 de Canarias, subraya la relevancia de la formación para los profesionales que se dedican a ayudar a otras personas. El curso formativo sobre la Prevención del suicidio y atención en emergencias, dirigido a 80 profesionales que trabajan en los diferentes servicios de seguridad y emergencias de las islas que tuvo lugar hace unas semanas, ha sido esencial no solo para la mejora continua de los servicios, sino también para reconocer y valorar la labor que desempeñan estos profesionales en situaciones críticas, como destaca.


Entrenamiento en situaciones de crisis
En el ámbito de las emergencias, especialmente en casos de intento de suicidio, es vital que los primeros intervinientes estén bien entrenados. “Los primeros intervinientes a pie de calle están perfectamente entrenados para intervenir con personas que están en situaciones límites”, señala Sánchez. Esta formación incluye a personal sanitario, bomberos y operadores del CECOES, quienes deben estar preparados para manejar situaciones de crisis y proporcionar la ayuda necesaria de manera efectiva.


El protocolo de intervención en casos de suicidio
Cuando una persona en crisis llama al 1-1-2, la llamada es atendida inicialmente por los operadores blancos, quienes están entrenados para manejar cualquier tipo de emergencia. “Su misión fundamental es ubicarla en espacio y tiempo y tipificar la emergencia”, explica Sánchez. Esta primera etapa es crucial para determinar la naturaleza de la emergencia y transferir la llamada a la agencia competente. Una vez tipificada la llamada, el personal sanitario toma el relevo. “Los operadores tienen que estar perfectamente entrenados y por eso nos ha venido muy bien esta formación”, afirma Sánchez. Este entrenamiento específico ayuda a los operadores a manejar situaciones de crisis con personas que tienen pensamientos suicidas, evitando la banalización de las llamadas de ayuda y proporcionando un apoyo efectivo.


Avances tecnológicos en la identificación de las llamadas
La tecnología juega un papel crucial en la intervención de emergencias, como asegura el director del CECOES. Hoy en día, el CECOES 1-1-2 de Canarias cuenta con sistemas avanzados que permiten identificar la ubicación de los personas que nos llaman. “Un teléfono móvil que accede al 1-1-2 automáticamente nos ubica en el lugar en el que se encuentra”, comenta Sánchez. Esto facilita la rápida localización de la persona en crisis y la movilización de los recursos necesarios para su rescate.


Protocolos de acción para casos de riesgo
En situaciones donde la persona ha decidido suicidarse y se encuentra en un lugar remoto, los primeros minutos de contacto son esenciales. “El operador tiene que guardar la calma y cumplimentar una serie de preguntas perfectamente protocolizadas”, indica Sánchez. Este protocolo ayuda a discernir el nivel de riesgo y a tomar las medidas adecuadas, como recomendar a la persona que deje la puerta de su casa abierta para facilitar el acceso de los servicios de emergencia.


Impacto y resultados de la formación especializada
La efectividad de la formación especializada se refleja en casos reales de intervención. Sánchez relata un caso en el que, recientemente en Tenerife, “después de dos horas de conversación, conseguimos hacer desistir a una joven de su intención de suicidarse”. Este tipo de intervenciones no solo salvan vidas, sino que también demuestran la importancia de la formación continua y especializada para los operadores del 1-1-2.


Apoyo psicológico para los operadores
Por otro lado el director del CECOES también habló del trabajo de los operadores que además de ser intenso es emocionalmente desafiante. “Nosotros compartimos espacio con bomberos, policías, sanitarios... y el entrenamiento es fundamental”, afirma Sánchez. Además de la formación técnica, es crucial que los operadores tengan acceso a apoyo psicológico para gestionar el estrés y las emociones derivadas de su trabajo diario en la atención de emergencias. Moisés Sánchez asegura que todos, como seres humanos que somos, nos llevamos los problemas a casa, por eso es fundamental saber gestionar el día a día y dejar atrás el trabajo cuando acaba la jornada.


Entrevista completa: