jueves 20 de junio de 2024 - Edición Nº324

Gobierno de Canarias

Gobierno de Canarias

La consulta monográfica de tecnología de la diabetes del Hospital Doctor Negrín ha atendido a unos 400 pacientes

La utilización de estos avances implica un importante beneficio para el paciente, sin que sea necesario que intervenga, incluso mientras está durmiendo


por Politican


La consulta monográfica de tecnología de la diabetes del servicio de Endocrinología del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha atendido desde su puesta en marcha en 2022 a unos 400 pacientes.

 

Esta consulta consiste en un seguimiento específico para pacientes con diabetes tipo 1 (DM1) que está utilizando los últimos avances tecnológicos en el tratamiento de esta patología, basado en el uso de bombas de infusión de insulinas y sensores de monitorización continua de la glucosa intersticial. De hecho, en muchos pacientes se emplean ambos dispositivos simultáneamente en lo que se conoce como «sistema en asa cerrada», en el que la bomba recibe continuamente los datos de glucemia del paciente en cada minuto y, mediante un algoritmo, ajusta la perfusión de insulina según las necesidades y la tendencia de los valores. La utilización de estos avances implica un importante beneficio para el paciente, sin que sea necesario que intervenga, incluso mientras está durmiendo. De esta forma, se mejora tanto el control metabólico de los pacientes como su seguridad, dado que también se reduce notablemente el riesgo de hipoglucemias graves.

 

Para optimizar la atención de estos pacientes se ha creado una consulta monográfica en la que participan dos especialistas en Endocrinología con formación dedicada a esta patología más dos enfermeras educadoras con experiencia que participan en la formación y colocación de los dispositivos. Los pacientes reciben entrenamiento para familiarizarse con el material (bomba y fungibles), así como para el cálculo de los bolos de insulina con las ingestas, que por el momento sigue siendo manual y adaptado a la cantidad y horario de comidas del paciente.

 

Previamente, la mejor alternativa para los pacientes con DM1 era el tratamiento con múltiples dosis de insulina y la medición de glucemia capilar. Esto implica inyectarse insulina entre cuatro y cinco veces al día, más la realización de uno seis pinchazos en los dedos para medir glucemia capilar. Al implantar esta tecnología, además de mejorar el control glucémico de los pacientes, se reduce notablemente el riesgo de hipoglucemia y se produce una gran mejoría de la calidad de vida de los usuarios.

 

Aumento progresivo

Actualmente, más de doscientos pacientes se benefician del uso de bomba de insulina o sistemas de monitorización de glucemia en el Hospital Doctor Negrín, con la previsión de un aumento progresivo pero constante de esta cifra, puesto que los sistemas de asa cerrada se han convertido en el estándar de tratamiento de los pacientes con DM1.