jueves 25 de abril de 2024 - Edición Nº268

Ayuntamientos

Santa Cruz de Tenerife

Santa Cruz encarga a Viviendas analizar si el municipio debe declararse tensionado

El alcalde, José Manuel Bermúdez, dictó una instrucción para que se proceda a verificar si se dan las condiciones habilitantes para obtener esta condición de zona del mercado residencial y el impacto sobre el sector inmobiliario.


por Politican


El alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, ha dictado una instrucción por la que solicita a Viviendas, Proyectos y Obras Municipales, S.A., la emisión de un informe “en el que se recoja el análisis de la concurrencia en el municipio, ya sea en su conjunto o en algún ámbito territorial concreto, de las circunstancias habilitantes para obtener la declaración de zona de mercado residencial tensionada”, informa el regidor capitalino.

 

Por otra parte, Bermúdez extiende la instrucción a que “se detalle en las conclusiones, en el caso que se cumplan las condiciones recogidas en el artículo 18 de la Ley 12/2023, el pronunciamiento sobre la conveniencia de solicitar al Gobierno de Canarias el inicio de los trámites necesarios para la obtención de tal declaración” y añade que “al tiempo que debe especificarse su posible impacto sobre el mercado inmobiliario y cualquier otra circunstancia que pueda resultar relevante”.

 

En cualquier caso, la solicitud deber ser formulada por el Gobierno de Canarias, y debe acompañarse de un plan específico que contemple medidas necesarias para la corrección de los desequilibrios detectados en la zona para la que se solicita la declaración.

 

Debe recordarse que la pertinencia de este encargo e instrucción viene motivada por la necesidad de elaborar una memoria que justifique, a través de datos objetivos y fundamentados en la existencia de un especial riesgo de abastecimiento insuficiente de viviendas para la población residente si se produce que la carga media del coste de la hipoteca o del alquiler en el presupuesto personal o de la unidad de convivencia, más los gastos y suministros básicos, supere el 30% por ciento de los ingresos medios o de la renta media de los hogares.

 

O, por otro lado, que el precio de compra o alquiler de la vivienda haya experimentado en los cinco años anteriores a la declaración como área de mercado de vivienda tensionado, un porcentaje de crecimiento acumulado al menos tres puntos porcentuales superior al porcentaje de crecimiento acumulado del índice de precios de consumo de la comunidad autónoma correspondiente.

 

Para finalizar, en la Ley se contempla, entre las consecuencias más reseñables de esta declaración, la posibilidad de regular el precio de los alquileres de viviendas, que deberán situarse en un rango previamente establecido en función de parámetros como el año de construcción, la superficie, la ubicación, etcétera, teniendo en cuenta que esta horquilla habrá de tomarse como referencia para establecer la cuantía de los nuevos contratos de alquiler, cuando la vivienda sea propiedad de las personas calificadas por la Ley como grandes tenedores y para las viviendas que se alquilen por primera vez en cinco años.