jueves 25 de abril de 2024 - Edición Nº268

Cabildos

Cabildo de Gran Canaria

El Cabildo de Gran Canaria apoya la conversión del convento de las Dominicas de Teror en un espacio de inserción social y laboral

El ‘Espacio Sostenible Verode’ ofrece oportunidades de empleo a personas vulnerables y da cabida a acciones sociales, culturales y de desarrollo personal, entre otras


por Politican


El Cabildo de Gran Canaria ha prestado su apoyo económico y técnico al proyecto de inclusión social ‘Espacio Sostenible Verode’, que promueve la Asociación de Inserción Sociolaboral Incluye y que se desarrolla en el convento de las Dominicas de Teror, porque, como manifestó esta semana el presidente del Gobierno insular, Antonio Morales, “se trata de un proyecto extraordinario de desarrollo comunitario, de inserción social y laboral, cuyos objetivos fundamentales han hecho que le prestemos atención y una decidida colaboración”.

 

Antonio Morales encabezó la visita realizada a comienzos de esta semana al convento terorense, en el que se realizó la presentación de este proyecto y en la que estuvo acompañado de los consejeros de Presidencia y Movilidad Sostenible, Teodoro Sosa; de Cooperación institucional y Solidaridad Internacional, Carmelo Ramírez, y de Sector Primario, Soberanía Alimentaria y Seguridad Hídrica, Miguel Hidalgo.

 

El presidente insular, en su intervención, hizo hincapié en la relevancia de esta iniciativa, de la que destacó su objetivo de impulsar la inserción laboral de personas pertenecientes a colectivos vulnerable. “En la actualidad, ya hay seis personas trabajando en el proyecto”, especificó, “y el objetivo es que, en esta primera fase, se incorpore a un total de 25”.

 

Puso de relieve, asimismo, el propósito del proyecto de reactivar el convento, “de hacer que adquiera una dimensión social y económica y, por lo tanto, que pueda generar economía social en la Isla”. Y, en este punto, se refirió a la trascendencia de recuperar la finca, que cuenta con más de 12.000 metros cuadrados, “que también se podrían volver a poner en producción por parte de los colectivos de personas vulnerables”, puntualizó, para añadir un cuarto aspecto, que tildó de “interesantísimo” y que se centra en la implicación de voluntarios y voluntarias, de asociaciones y de empresas que ha suscitado la propuesta.

 

El presidente Morales puso el acento en la colaboración que presta el Cabildo de Gran Canaria a la Asociación Incluye para la consecución de todos estos objetivos, y concretó que ese apoyo se concentra en tres áreas. Así, detalló que, por una parte, el Área de Presidencia asigna, desde el año 2022, una subvención anual de 50.000 euros para ayudar a desarrollar la propuesta. Por otro lado, las y los técnicos del Área del Sector Primario, a través de la Agencia de Extensión Agraria, colaboran en la puesta a punto de la finca y el asesoramiento en la producción, y, además, la Sociedad de Promoción Económica de Gran Canaria, desde el área de Desarrollo Económico, está realizando un estudio de viabilidad del conjunto de la propuesta integral y de su desarrollo de futuro. Porque, como concluyó, “esta iniciativa es un elemento de dinamización no solo para el municipio de Teror, sino para toda esta zona de la Isla”.

 

Un proyecto para generar empleo y una oportunidad para disfrutar

Nieves Ramos, coordinadora del ‘Espacio Sostenible Verode’, explicó que el proyecto empezó a fraguarse hace dos años y que se le ha dedicado un mayor esfuerzo hace uno, desde que se cuenta con el apoyo del Cabildo de Gran Canaria y desde que se han sumado voluntarios y voluntarias, “que es uno de los mejores recursos que ahora mismo tenemos”, resaltó “un montón de gente que, siendo jubilada o que teniendo tiempo, está apostando por este proyecto de inserción social, que quiere generar empleo, pero que también se nutre de quienes ven en este espacio una oportunidad para disfrutar y ser felices colaborando con nosotros”.

 

De hecho, este espacio sostenible surgió para dar cabida a acciones de índole social, cultural, formativa, de desarrollo personal y de salud integral, entre otras, que permitan la rentabilidad de este lugar, que ha sido renombrado y se ha reorientado la labor y la función que, hasta ahora, cumplían sus instalaciones, con un respeto absoluto a los valores solidarios, comunitarios, sociales y formativos que siempre han contenido. Y así se ha hecho posible un centro sostenible, que posibilite la creación de empleo con los objetivos de preservar y mantener este espacio emblemático a través de la generación de actividades que faciliten su propia sostenibilidad, y la creación de oportunidades laborales para los colectivos más vulnerables, que se materializa a través de la Empresa de Inserción Bioincanarias SL, promovida por la Asociación Incluye.

 

A este respecto, Nieves Ramos señaló que quienes trabajan en el proyecto proceden de los Servicios Sociales o de las entidades que trabajan con personas vulnerables, muchas de ellas migrantes que llegan con un itinerario y son contratados. “Las empresas de inserción son un recurso como cualquier otro, pero de empleo. No hablamos de becas ni de darles una ayudita, sino que estamos trabajando en el sector de la actividad en el que operamos, en este caso, el mantenimiento de edificios, la jardinería y la agricultura”.

 

Así, indicó que, ahora mismo, entre la asociación y la empresa de inserción trabajan 16 personas, de las que la mitad viene derivada de los Servicios Sociales, y la previsión es que, solamente para el mantenimiento del espacio y la realización de actividades, ese número llega a unas 25 para el espacio en sí. “No quiere decir que no estemos también con la empresa de inserción haciendo otras actividades fuera de aquí”, aclaró. “Somos una empresa que competimos en el mercado y no solamente trabajamos para las Dominicas, sino para todo aquel o aquella que nos contrate”.

 

Explicó que en el espacio se están realizando todo tipo de actividades, porque la idea es que sea sostenible y, para lograrlo, se necesita hacer cursos de formación, retiros de silencio, retiros de yoga y permitir que el espacio se contrate para realizar sus actividades, e incluso se ha incorporado al listado de recursos de la Isla para grabaciones audiovisuales. “Tenemos 60 habitaciones, una finca, espacios de reunión para que la gente pueda venir a disfrutar, a trabajar, a formarse, a retirarse o a lo que quieran hacer en un sitio tan espectacular como este, con una actividad que va a generar empleo en economía social y solidaria”, expuso Ramos.

 

Y para llevar a cabo esta iniciativa, incidió en que la asociación ha alcanzado un acuerdo con la Congregación de las Hermanas Dominicas Misioneras de la Sagrada Familia, para el mantenimiento de la finca y, el próximo verano, se le presentará un proyecto para gestionar todo el espacio, tanto la propia finca como el alojamiento, “que es lo que realmente puede permitir la sostenibilidad de este espacio”, añadió.

 

En lo que se refiere al apoyo del Cabildo, Nieves Ramos incidió en la aportación económica que les permitió poner en marcha el proyecto y anunció que su pretensión es presentarles la iniciativa en su conjunto. “Todavía estamos en la fase de realizar el estudio de impacto económico, la estructura jurídica, las necesidades que tiene también el edificio que, aunque está muy bien conservado para cualquier actividad económica, necesita una serie de licencias que tenemos que plantear”, remarcó. “Y hemos pedido apoyo para que, cuando vayamos a la congregación a presentarle este proyecto, que queremos que sea una referencia tanto a nivel estatal como internacional, el Cabildo, como la administración de la Isla, nos apoye”.

 

Nieves Ramos concluyó sosteniendo que lo ideal sería conseguir que el Espacio Sostenible Verode se llene los 365 días del año, para garantizar que los 20, 30 o las 40 personas que necesitemos puedan estar trabajando. “Queremos que la gente entre aquí y salga de manera distinta y que, después de la pandemia en la que tanto dolor ha habido, tanto miedo, tanta depresión, nos cuidemos, cuidemos el espacio y cuidemos a los demás”.