jueves 25 de abril de 2024 - Edición Nº268

Parlamento

Coalición Canaria

Ana Oramas logra el acuerdo del Parlamento para el retorno de la momia guanche a Tenerife

La diputada nacionalista recuerda que no se trata solo de un bien cultural más sino de “los restos de una persona que forma parte de nuestra historia e identidad”


por Politican


La diputada del Grupo Nacionalista Canario, Ana Oramas, logró hoy el acuerdo del Parlamento de Canarias para el retorno a Tenerife de la momia guanche que se encuentra en Madrid desde hace dos siglos y que, actualmente, se exhibe en el Museo Arqueológico Nacional en Madrid. Oramas defendió una Proposición No de Ley para solicitar al Gobierno de España el traslado de estos restos humanos y aseguró que ahora “es el momento”, después de 48 años de acuerdos incumplidos en los que “nunca perdimos la esperanza” y “nunca tiramos la toalla”. 


Durante su intervención, la diputada dejó claro que no se trata solo de algo material o de un bien cultural más. “Son los restos de una persona, de alguien que creció, vivió y murió en esta isla, rodeada de unas vivencias y unos valores que conforman nuestra identidad” y por eso, dijo, “es patrimonio arqueológico esencial en la historia de las Islas” y “es en el conjunto del Museo de la Naturaleza y Arqueología de Tenerife donde mejor se explica y se entiende ese momento clave de la historia de nuestra tierra”.


Oramas apeló al trabajo común por “nuestra tierra” y a la defensa de los intereses de Canarias como hicieron varias décadas antes diputados de todas las fuerzas políticas en el Parlamento. “Ojalá recuperemos esa forma de entender y de trabajar por nuestra tierra, desde distintas posiciones pero siempre sumando”. Por ello, en la PNL, la diputada insta a la creación de una comisión en la que estén Ministerio, Gobierno de Canarias y Cabildo de Tenerife y “que impulse por la vía del acuerdo el traslado de dichos restos”. 


Desmontando argumentos
Ana Oramas explicó que varias décadas después, los argumentos de los riesgos del traslado para la integridad de la momia “están ya superados” y recordó que, en 2003, se trasladaron dos momias guanches desde Argentina a Tenerife y, además en estos años, se han celebrado exposiciones internacionales de momias, una de ellas en Canarias, trasladando momias de Perú, Estados Unidos, Chile, Egipto, Bolivia y Ecuador. 


“Sería sorprendente que la única momia del mundo que no se pudiera mover sea la guanche”, dijo la diputada nacionalista que se refirió a las técnicas de conservación y transporte de materias bioantropológicas con valor patrimonial que hace que, actualmente, no haya riesgos en el traslado, así como al hecho de que uno de los mejores equipos especialistas de momias del mundo es el del Instituto Canario de Bioantropología del Museo de la Naturaleza y Arqueología de Tenerife, “de prestigio internacional”.  


Argumento político
Oramas rechazó la visión centralista del patrimonio que han tenido en estos años, no solo los responsables de los museos nacionales, sino también los distintos gobiernos de España y sus responsables de cultura, “de todos los colores políticos”. Para la diputada, este argumento también queda desmontado con la declaración que el pasado 22 de enero realizó el ministro de Cultura, Ernest Urtasun que, en el Congreso, manifestó que el Gobierno iba a proceder a la revisión de las colecciones de los museos estatales dependientes del Ministerio, “que permitan superar un marco colonial o anclado en inercias de género o etnocéntricas que han lastrado la visión del patrimonio y la historia”. Según el ministro, y esto es lo importante para Oramas, el objetivo “es visibilizar las comunidades y la memoria de los pueblos de los que proceden los bienes expuestos”. 


Décadas de incumplimientos
Durante la exposición de la PNL, Oramas repasó las décadas de incumplimientos por parte de los distintos gobiernos de España a los acuerdos alcanzados en el Senado y el Congreso de los Diputados, si bien aclaró que “en Tenerife y en Canarias, todas las fuerzas políticas han apoyado siempre su traslado a la Isla”. Por el contrario, “también a lo largo de estos 48 años, todos los Gobiernos de España se han opuesto”. 
En 1976 se tomó el acuerdo por unanimidad en el Cabildo de Tenerife. En 2006, el Senado aprobó una moción del nacionalista Ricardo Melchior. Gobernaba Zapatero y el PSOE votó en contra pero se aprobó la iniciativa. “Los canarios tuvimos que oír que era una propuesta chovinista, simbólica y totalmente subjetiva”, lamentó Oramas. 


En 2010, el Congreso aprobó una Proposición No de Ley presentada por la propia Ana Oramas, diputada entonces en Madrid, y el único grupo que votó en contra fue el PSOE. También gobernaba Zapatero. Oramas agradeció que Manuel Domínguez, portavoz del Partido Popular en aquel momento, se enfrentara a su partido, que se oponía al traslado y, después de hablar y convencer a Rajoy que era el líder de la oposición, la PNL fue apoyada y el Congreso instó al Gobierno a devolver la momia guanche. 


La diputada del Grupo Nacionalista Canario explicó que para justificar por qué el PSOE votaba no, intervino el canario Ángel Víctor Torres, cuyo argumento único fue hablar de los riesgos irreparables que suponía para la integridad de la momia su traslado y que era la mejor decisión para proteger el patrimonio de canarias.


Un año más tarde, llega el PP al Gobierno de España y, a pesar del acuerdo del Congreso, del Senado y de la solicitud de las instituciones canarias, no se ejecuta el traslado. Por ello, en 2012 la diputada canaria vuelve a llevar al Congreso la iniciativa. Esta vez bajo el gobierno de Rajoy, el PP y el PSOE se unen para votar no y se rechaza. “Ninguno de los dos partidos dejó intervenir a sus diputados”, señaló Oramas.