jueves 25 de abril de 2024 - Edición Nº268

Ayuntamientos

Unidas Se Puede

Unidas se puede logra la intervención del Diputado del Común ante el caso de los menores en el CATE de Las Raíces

El Diputado del Común ha transmitido a la formación que admite a trámite la queja que había presentado ante la inacción por la presencia de 140 menores en el centro


por Politican


La formación política Unidas se puede ha conseguido un avance significativo en su lucha por la protección y el bienestar de los menores migrantes no acompañados en La Laguna. La queja presentada el pasado 15 de febrero ante el Diputado del Común ha sido admitida a trámite, lo que marca el inicio de las acciones pertinentes para asegurar el cumplimiento de los derechos de estos menores, particularmente los alojados en el CATE de Las Raíces.


 
Este desarrollo se produce tras la revelación hecha el 6 de febrero por el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, sobre el alojamiento de 140 menores no acompañados en dichas instalaciones. Según la legislación vigente, tanto estatal como internacional, estos menores deben recibir la misma protección que cualquier niño español, un principio que parece haberse desatendido en el municipio.


 
"Es inaceptable que los menores no acompañados sean dejados en un limbo de incertidumbre y desatención, que choca con sus derechos básicos. Con la admisión de nuestra queja por el Diputado del Común, esperamos ver acciones concretas que garanticen la protección y el cuidado que estos jóvenes merecen", afirma Rubens Ascanio, concejal y coportavoz de Unidas se puede.

 

Mantener estos menores en un espacio inadecuado y segregado, en clara diferencia con respecto a otros menores en desamparo de otras nacionalidades, sin garantizar que los mismos estén empadronados, tal y como obliga la ley les parece una vulneración grave de sus derechos fundamentales. En este sentido recuerdan que el Tribunal Supremo, 25-04-2022, nº 473/2022, rec.4787/2021, declara que la “igualdad de trato debía extenderse a las formalidades exigidas para la inscripción en el Padrón, que no podían ser distintas de las requeridas para acreditar la identidad y el hecho de la residencia de los menores españoles, en tanto que la inscripción en el Padrón es una formalidad necesaria para el acceso a los servicios básicos mencionados”.


 
"Estos niños y adolescentes son ahora nuestros vecinos, y es nuestro deber como comunidad y como administración local asegurar su bienestar y su integración. La pasividad no es una opción cuando se trata de derechos humanos y protección infantil", insiste Ascanio.


 
El Diputado del Común iniciará ahora las actuaciones correspondientes con el Gobierno de Canarias, que fue el primero en confirmar esta situación, lo que la formación espera que sirva para acelerar los pasos para acabar con esta anormalidad. “Creemos que el Ayuntamiento podría actuar ante situaciones como esta, como hicimos en el pasado mandato, no se entiende la dejación que se está viviendo en este momento”, explica.


 
"La decisión del Diputado del Común es un llamado a la acción, aun sabiendo la difícil situación que hay, no puede servir de excusa para superar límites, como hacer convivir a menores y adultos. Es una oportunidad para rectificar y tomar las riendas en la protección de los menores migrantes, garantizando que su estancia en nuestro municipio sea segura, digna y acorde con sus derechos", concluye Ascanio.


 
Con este paso, Unidas se puede reitera su compromiso con la defensa de los derechos humanos y la protección de los más vulnerables, alentando al gobierno municipal a actuar de manera coherente con los valores de solidaridad, justicia y responsabilidad que deben regir su actuación. La admisión de la queja por el Diputado del Común marca un hito en la lucha por la justicia y el bienestar de los menores migrantes en La Laguna, una lucha que la formación continuará liderando con determinación y esperanza.