lunes 26 de febrero de 2024 - Edición Nº209

Gobierno de Canarias

Gobierno de Canarias

Psiquiatría del Hospital Insular atiende a 111 pacientes en la unidad de salud mental domiciliaria de Vecindario

El programa de intervención domiciliaria intensiva en psicosis para los pacientes dependientes de la Unidad de Salud Mental de Vecindario está operativo desde noviembre de 2021


por Politican


El Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil, dependiente de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha atendido a un total de 111 pacientes mediante hospitalización a domicilio a través de la Unidad de Salud Mental de Vecindario. Se trata de un programa de intervención domiciliaria intensiva en psicosis del Servicio de Psiquiatría del Complejo Hospitalario puesto en marcha a finales de 2021, en el marco de las acciones previstas en el Plan de Salud Mental del Servicio Canario de la Salud.

 

Esta iniciativa está dirigida a pacientes, dependientes de la Unidad de Salud Mental de Vecindario, mayores de edad, con alteraciones psiquiátricas de duración prolongada, derivados de la propia unidad de salud mental, de la Unidad de Internamiento Breve o desde el Servicio de Urgencias.

 

Este programa, que se realiza tras la firma de un consentimiento informado, siempre que el paciente cuente con un soporte familiar y para pacientes sin alteraciones de conducta grave, pretende maximizar la autonomía de la persona, minimizar las restricciones y utilizar el entorno como principal elemento recuperador.

 

Para ello se traslada al domicilio, en horario de mañana, un psiquiatra, un enfermero y un trabajador social de la Unidad de Salud Mental de Vecindario. El resto del tiempo el paciente, si es necesario, puede ser atendido por el psiquiatra de guardia.

 

La visita se realiza con la indicación del tratamiento y medicación con la diferencia de que la recuperación se realiza en el entorno del paciente, con los beneficios que ésto reporta como son: disminuir el impacto que supone el ingreso, reducir la percepción de soledad del paciente y los familiares, así como trabajar en el lugar de residencia atendiendo a las necesidades que surjan, con un trabajo bidireccional entre los profesionales que se trasladan al domicilio y los que trabajan en la Unidad de Salud Mental. Este programa aumenta la satisfacción del usuario que recibe la atención sanitaria que precisa en su domicilio.